Un ataúd para Isabel

Presentamos el cuento “Un ataúd para Isabel” de la escritora salvadoreña Michelle Recinos, autora incluída en la muestra de nuevas voces de la literatura “Lados B” (Editorial Los Sin Pisto, 2019). Sigue leyendo “Un ataúd para Isabel”

La edición como forma de resistencia

A finales de septiembre, Revista Café irlandés tuvo la oportunidad de entrevistar a Luis Méndez Salinas y Carmen Lucía Alvarado, editores en el proyecto Catafixia Editorial en Guatemala, el cual cumplió 10 años este 2019.  Sigue leyendo “La edición como forma de resistencia”

Las transformaciones de la bruja

Presentamos el 5to y último cuento del Especial de Halloween 2019 en Revista Café irlandés. Un relato de Jorge Mercado, autor de otros cuentos como “Réquiem de los domingos”, “Por donde caminan los ciegos”, “Sopa de letras”, entre otros. Todos ellos publicados en Revista Café irlandés.   Sigue leyendo “Las transformaciones de la bruja”

El Gran Deseo

Presentamos nuestro 4to cuento del “Especial de Halloween 2019” de Revista Café irlandés. Un relato de Salvador Marinero, escritor salvadoreño que en agosto de este año, hizo un debut con el cuento “Negocio redondo”. Sigue leyendo “El Gran Deseo”

Matamos a Santa

Presentamos el tercer cuento del “Especial de Halloween 2019” de Revista Café irlandés. Un relato de Alu Mora, autora del cuento “Simón”, publicado en esta misma revista el mes de septiembre. ¡Disfruten de su lectura!  Sigue leyendo “Matamos a Santa”

CULEBRA-CARECEBRA

Presentamos un relato de Benjamín Silva, autor de los cuentos Anahualia, publicado en la muestra de narrativa Lados B (Los Sin Pisto, 2019) y el Especial de Halloween 2018. También ganador de los Juegos Florales de Morazán 2016, con el relato de terror “Fuego oscuro”.  Sigue leyendo “CULEBRA-CARECEBRA”

Paseo nocturno

Maridaje recomendado: Whisky 

Por: Felipe A. García* 

Foto de portada: Zdzisław Beksiński

Salió de la casa renegando. Sabía que esto iba a pasar. No por gusto se opuso desde un principio a la idea de darle una mascota a sus hijos, pues sabía que ellos todavía eran muy pequeños para cuidarlo y a él le tocaría cargar con las responsabilidades del animal. Pero como su esposa es una manipuladora, no tuvo más remedio que comprarles ese estúpido perro que no sirve ni como guardián de casa. Como el animal apenas era un cachorro, el veterinario les recomendó sacarlo a pasear todos los días para que gastara energías. De no hacerlo, corrían el riesgo de que hiciera destrozos dentro de la casa, como morderles los muebles o enterrarles objetos en el jardín.  Sigue leyendo “Paseo nocturno”