Hilos

Maridaje recomendado:  Café

Por: Kelly Iraheta*

Foto de portada: Premonición (1953), Remedios Varo (1908 – 1963)

“Que todos provenimos de una rueca, todos somos hilos que se enrollan en la vida de alguien más”, vaya tontera. Las abuelas dicen cualquier cosa para que una se sienta confortada en esta vida miserable. No le creí entonces, no le creí… hasta ayer. Vivía con mi abuela porque ya estaba harta de la ciudad y de la gente con sus sacos negros, sus prisas y sus maletines atascados de papeles y frustraciones. La ciudad me empujó lejos. Continue reading “Hilos”

Literatura salvadoreña: un ambiente desolador

Maridaje recomendado: Café 

Por: Luis Contreras*

¿Cómo empezó su gusto por la literatura?

Empecé a escribir de pequeña, desde los 11 años. No recuerdo exactamente por qué. Tal vez era el ambiente, que era muy opresivo, aislado, apartado. Vivía en los Planes de Renderos. Para entonces ahí era el puro monte. No había vecinos, no había gente. Éramos una familia muy pequeña, no socializábamos mucho, no tenía hermanos menores ni mayores. Entonces cada día era de preguntarme qué haré. En ese tiempo, mi papá y mi tío me regalaban libros, aunque no supiera leer. Y aunque sea los hojeaba. Si los libros tenían ilustraciones lo que hacía era imaginarme la historia. Cada vez que abría de nuevo el libro eran historias diferentes. Lo gracioso fue que cuando ya aprendí a leer y leí las historias verdaderas, me gustaron más las mías. Poco tiempo después supongo que decidí que yo también podía hacer lo mismo, escribir historias. No se las enseñaba a nadie, eran sólo para mí. Y empezó el ejercicio de querer hacerlo, así como de leer más y de rescatar la idea de poder ser escritora. Continue reading “Literatura salvadoreña: un ambiente desolador”

La bailarina

Maridaje recomendado: Pacamara en Chemex

Por: Daniel Olmedo* 

Foto de portada: Zdzisław Beksiński, Untitled, ca.1969,

Muzeum of Beksiński in Sanok, Poland

Nunca le interesó el arte. Entró al museo por obligación turística. Recorrió con indiferencia sus pasillos, hasta que llegó a la estancia de aquellas pinturas. Los retratos le parecieron curiosos. De vez en cuando se detenía frente a algún cuadro, leía la información del cartel, pero inmediatamente lo olvidaba. Así se pasó la tarde, hasta que la vio. Continue reading “La bailarina”

Buenas personas

Maridaje recomendado:  Vodka Rachmaninoff triple y seco

Por: Luis Contreras*

Recuerdo que el primer pensamiento que tuve al apreciar a mi abuela paterna fue el de un monstruo al que podía ver más de trece veces todos los días y todavía seguir asustado. También recuerdo que, después de ese pensamiento y percatarme de que a mi alrededor no había nadie cerca para escuchar, susurré: pobre de sus papás que tuvieron una hija monstruo; y, después: pobre de mi padre que tiene una mamá monstruo. Esas frases se quedaron conmigo con el paso del tiempo, hasta anteayer. Continue reading “Buenas personas”

Los siempre sospechosos de todo

Maridaje recomendado: Cerveza (o cualquier bebida que Moya mencione en el libro)

Por: Felipe A. García*

No es secreto que la obra de Horacio Castellanos Moya ha sido y seguirá siendo un referente para aquellos salvadoreños con aspiraciones literarias. Y es que en sus novelas, los lectores encuentran de todo. Están cargadas con la dosis justa de humor, erotismo y suspenso que, lamentablemente, pocos libros en El Salvador tienen. Moronga (Penguin Random House, 2018), su más reciente publicación, no es la excepción.  Continue reading “Los siempre sospechosos de todo”

Chef´s Table: cultura sobre la mesa

Maridaje recomendado: Vino tinto

Por: Felipe A. García* 

La cultura es un ser vivo, pensante. Cambia y crece según el lugar y la época en que se encuentra. La cultura, como la materia,  no desaparece ni se destruye: se transforma. Eso lo saben todos aquellos que trabajan una disciplina artística. Los músicos, pintores, escritores, algunos arquitectos y hasta los chefs. Principalmente los chefs. Continue reading “Chef´s Table: cultura sobre la mesa”