Etiqueta: Literatura

Inquilino

Maridaje recomendado: Ron

Por: Balmore Azúcar*

Ilustración: Luis Serrano

La voz surgió del silencio. Y si no, de dónde, o por qué o cómo”, se preguntaba. Intentó evadirla cambiando de apartamentos, pero no le funcionó. No aún, o sí. Desconozco su paradero. Supe de él por última vez cuando me llamó desde Renderos, ese edificio baratón, pero decente. Como si tal cosa fuese posible en esta ciudad. En todo ese tiempo la voz lo desquició. No era cualquier voz, sino una de demonio de los que abundan por todas partes. Si no le pregunté s fue por mi mala suerte; no vaya a ser que yo también encuentre a uno o uno de esos me encuentre a mí. Continue reading “Inquilino”

La bailarina

Maridaje recomendado: Pacamara en Chemex

Por: Daniel Olmedo* 

Foto de portada: Zdzisław Beksiński, Untitled, ca.1969,

Muzeum of Beksiński in Sanok, Poland

Nunca le interesó el arte. Entró al museo por obligación turística. Recorrió con indiferencia sus pasillos, hasta que llegó a la estancia de aquellas pinturas. Los retratos le parecieron curiosos. De vez en cuando se detenía frente a algún cuadro, leía la información del cartel, pero inmediatamente lo olvidaba. Así se pasó la tarde, hasta que la vio. Continue reading “La bailarina”

Los siempre sospechosos de todo

Maridaje recomendado: Cerveza (o cualquier bebida que Moya mencione en el libro)

Por: Felipe A. García*

No es secreto que la obra de Horacio Castellanos Moya ha sido y seguirá siendo un referente para aquellos salvadoreños con aspiraciones literarias. Y es que en sus novelas, los lectores encuentran de todo. Están cargadas con la dosis justa de humor, erotismo y suspenso que, lamentablemente, pocos libros en El Salvador tienen. Moronga (Penguin Random House, 2018), su más reciente publicación, no es la excepción.  Continue reading “Los siempre sospechosos de todo”

La silueta

Maridaje recomendado: Whisky

Por: Julio Orellana* 

LA NOCHE DEL PENÚLTIMO DÍA

El rey Jorge II no sabía lo que veía. Dos figuras se expandían sobre su cuarto. Nacían de sus pies dos formas que cubrían el este y el oeste de la habitación. Tal vez era por el tamaño pequeño y privado de su cuarto, pero las sombras parecían ser bastante grandes. Él vio a su izquierda y sabía que ese era su sombra, fácil de reconocer la forma. Sin embargo, cuando giró su cabeza de manera cautelosa hacia la derecha, vio una forma que nunca había visto. No lo podía llamar su sombra. La extraña silueta parecía tener forma de algún animal reptil, pero no era muy claro. Continue reading “La silueta”

Cerdos ejemplares

Maridaje recomendado: Limonada en las rocas

Por: Jorge Mercado*

Hoy no es nadie quien no protesta, quien no es víctima, quien no se considera injuriado por cualquier cosa, quien no pertenece a una minoría o colectivo oprimidos. Los tontos de nuestra época se caracterizan por su susceptibilidad extrema, por su pusilanimidad, por su piel tan fina que todo los hiere.
Javier Marías

Dicen los iniciados en las ciencias pastoriles que si una Ovis orientalis aries u oveja doméstica se lanza de un risco, las demás del rebaño la siguen sin pararse a pensar en si la decisión resultará provechosa o no, si la acción de lanzarse al vacío lleva razón o es un acto sin sentido que traerá perjuicios a sí misma o a sus seres queridos o a sus seres odiados. En parte porque el cerebro de una oveja no da para tanto, difícilmente podría guardar empatía o abstraerse hacia una inquietud filosófica que la haga preguntarse ¿por qué sigo a estas pendejadas escandalosas?, y en parte también porque no podemos estar seguros de que a las ovejas les parezca menos humillante morir despedazas al caer que ser trasquiladas, y que por eso se hayan puesto de acuerdo. Cabe aclarar que estamos hablando en el sentido literal. Pero este hecho comprobado es el que da paso a la metáfora que tal vez hayamos escuchado o usado alguna vez, sobre todo cuando el cerdointelectual que llevamos dentro mueve la colita y da brinquitos, esa declaración que dice yo no sigo al rebaño. Aquí es conveniente preguntarse si: ¿el hecho de que no siga al rebaño me hace una oveja única? ¿Renegar de las ovejas que se lanzan al vació no significa simplemente adherirme a otro rebaño, al de las ovejas que prefieren ser trasquiladas, por ejemplo? ¿Por qué Jesús es representado por un cordero y no por un saltamontes? Pero basta de ovejas. Abandonemos los prados y vayamos a los chiqueros, que aquí se ha venido a hablar de cerdos. Continue reading “Cerdos ejemplares”

El agujero de la memoria

Maridaje recomendado: Whisky

Por: Felipe A. García*

Foto de portada: Entre les trous de la memoire, Dominique Appia (1926 – 2017)

 

El agua alcanzó sus libros.

— ¡No cerraste la puerta! — le reclamó a su hermano mientras intentaba proteger el texto que leía de aquel mar de agua salada que se les colaba en la sala. Se puso de pie y se apresuró a cerrar la habitación. El agua corría con tanta presión que se le hizo difícil asegurarla, pues para su mala suerte un barco a lo lejos la empujaba en forma de olas. Cuando finalmente logró sellarla, se dio la vuelta y miró con pesar todo el suelo de la casa inundado. Continue reading “El agujero de la memoria”