Etiqueta: Balmore Azúcar

Recuento de nuestros cuentos

Maridaje recomendado: Whisky (para celebrar)

Por: Revista Café irlandés

El 4 de diciembre del 2017, el blog “Café irlandés” se transformó en revista gracias a la publicación del cuento “Los días de sed” de Jorge Mercado. Desde entonces, nos enorgullece contarles que hemos publicado un total de 21 cuentos de 12 diferentes escritores de la literatura salvadoreña. Continue reading “Recuento de nuestros cuentos”

Disecciones

Maridaje recomendado:  Regias cholas

Por: Balmore Azúcar*

Ilustración: Luis Serrano

Era cuestión de esperar su regreso. Esperar sin mostrar ningún indicio de cobardía, porque un miembro o dos de alguna familia (o todos), temían a que se dieran cuenta. Y esa idea les otorgaba la posibilidad de oler nuestro miedo. Pero nadie se atrevía a decir nada.  Continue reading “Disecciones”

¡Gracias a todos nuestros autores!

Maridaje recomendado: Café

Por: Redacción Café irlandés 

Terminó el mes de octubre y en Revista Café irlandés estamos felices porque logramos concluir exitosamente nuestro “Especial de Halloween“.  Continue reading “¡Gracias a todos nuestros autores!”

Especial de Halloween en Revista Café irlandés

Maridaje recomendado: Jugo de calabaza

No sé ustedes, pero a nosotros nos encantan las historias de terror. Nos gusta esa sensación de ansiedad y peligro que provocan. Ese sentimiento de suspenso e inseguridad que nos alberga aún cuando estamos acostados en nuestras camas, acompañados de una bebida y sin ningún motivo para estar preocupados. Es por eso que en este mes de octubre, Revista Café irlandés les tiene preparado un especial de Halloween. Continue reading “Especial de Halloween en Revista Café irlandés”

Inquilino

Maridaje recomendado: Ron

Por: Balmore Azúcar*

Ilustración: Luis Serrano

La voz surgió del silencio. Y si no, de dónde, o por qué o cómo”, se preguntaba. Intentó evadirla cambiando de apartamentos, pero no le funcionó. No aún, o sí. Desconozco su paradero. Supe de él por última vez cuando me llamó desde Renderos, ese edificio baratón, pero decente. Como si tal cosa fuese posible en esta ciudad. En todo ese tiempo la voz lo desquició. No era cualquier voz, sino una de demonio de los que abundan por todas partes. Si no le pregunté s fue por mi mala suerte; no vaya a ser que yo también encuentre a uno o uno de esos me encuentre a mí. Continue reading “Inquilino”