Etiqueta: Jorge Mercado

Día de invierno

Maridaje recomendado: Lluvia ácida

Por: Jorge Mercado* 

El teléfono suena insistente. Me parece extraño porque, aparte de tener poco tiempo de haberme mudado al vecindario y de haber contratado el servicio telefónico, aún no comparto mi número con nadie. Debe tratarse de una de esas llamada de rutina que las empresas suelen hacer por protocolo, para comprobar la funcionalidad de sus aparatos y de paso vender algún servicio extra. Sigue leyendo “Día de invierno”

Recuento de nuestros cuentos

Maridaje recomendado: Whisky (para celebrar)

Por: Revista Café irlandés

El 4 de diciembre del 2017, el blog “Café irlandés” se transformó en revista gracias a la publicación del cuento “Los días de sed” de Jorge Mercado. Desde entonces, nos enorgullece contarles que hemos publicado un total de 21 cuentos de 12 diferentes escritores de la literatura salvadoreña. Sigue leyendo “Recuento de nuestros cuentos”

¡Gracias a todos nuestros autores!

Maridaje recomendado: Café

Por: Redacción Café irlandés 

Terminó el mes de octubre y en Revista Café irlandés estamos felices porque logramos concluir exitosamente nuestro “Especial de Halloween“.  Sigue leyendo “¡Gracias a todos nuestros autores!”

Especial de Halloween en Revista Café irlandés

Maridaje recomendado: Jugo de calabaza

No sé ustedes, pero a nosotros nos encantan las historias de terror. Nos gusta esa sensación de ansiedad y peligro que provocan. Ese sentimiento de suspenso e inseguridad que nos alberga aún cuando estamos acostados en nuestras camas, acompañados de una bebida y sin ningún motivo para estar preocupados. Es por eso que en este mes de octubre, Revista Café irlandés les tiene preparado un especial de Halloween. Sigue leyendo “Especial de Halloween en Revista Café irlandés”

Sopa de letras

Maridaje recomendado: Chocolate con leche

Por: Jorge Mercado*

A Felipe

Me tomó por sorpresa porque mi hijo siempre había sido un niño sano. Nunca nos dio ningún problema a mi esposa ni a mí, ni siquiera en los primeros meses de vida. Tampoco era de los que despertaban llorando a la media noche, como suelen hacer esos bebés que terminan por hartar a todo el mundo y que desde entonces comienzan a sembrar ese rencor que hace que sus padres, como venganza, les den  patadas en el culo a medida van creciendo. Mi hijo, en cambio, despertaba de madrugada y carcajeándose. Eran tan hilarantes las risotadas que pegaba que nosotros en vez de enfadarnos terminábamos uniéndonos al jolgorio. Sigue leyendo “Sopa de letras”